Primer encuentro de Consejos Directivos – Voluntarios Capuchinos MDP.

Primer encuentro de Consejos Directivos – Voluntarios Capuchinos MDP.

El pasado 12 de agosto, de manera virtual, tuvo lugar el primer encuentro o reunión de los Consejos Directivos de los Voluntarios Capuchinos de la Madre del Divino Pastor presentes en Colombia, Cuba y Centroamérica (Nicaragua y Costa Rica).

 

De Colombia estuvieron presentes las señoras Lilian Linares, Luz Marina Alarcón y Stella Ávila; y las hermanas Raquel Hooker y María Lina Acuña. De Cuba estuvo presente la Sra. Juana Cuello y la Hna. Milvia Powel. De Nicaragua estuvieron presentes los Sres. Néstor Álvarez, German Díaz y Sergio Flores acompañados de la Hna. Isabel Varela.

 

El objetivo de la reunión, además de conocernos, era decidir la medalla y el escudo que distinguirán a un Voluntario CMDP de otros en cualquier parte.

 

Se aprovechó el encuentro para conocer un poquito la historia y apostolado de cada uno de los tres grupos. Se constató el amplio abanico de apostolados que desarrollan en las parroquias donde están insertos sus miembros, además del bien que procuran hacer en nuestros colegios y con nuestras hermanas.

Algunas valoraciones y conclusiones sobre el encuentro:

 

  1. La reunión fue un “pentecostés”, un fruto de este año jubilar donde había unidad de mentes y de corazón y la única diferencia, que se torna riqueza, es la variedad de acentos hablando un mismo lenguaje. La alegría, la sencillez y el entusiasmo caracterizaron la reunión.

  1. En el encuentro, después del Señor, de quien más se habló fue del P. José Tous como camino y maestro de una manera particular de seguir al Buen Pastor.

  1.  El Voluntario Capuchino de la Madre del Divino Pastor está llamado a vivir y trasmitir en su entorno familiar y de trabajo las características capuchinas. Y es un gozo ver cómo se va expandiendo el carisma del Padre Tous entre exalumnos, profesores, alumnos…

 

Damos muchas gracias a Dios por el Voluntariado CMDP y por incrementarlo con nuevos hermanos y hermanas para gloria suya. ¡Gracias, Señor!